PERIODONCIA: La Mujer y la Enfermedad Periodontal

Como mujer usted sabe que sus necesidades de salud son los únicos. Usted sabe que el cepillado y el uso dental de manera cotidiana, una dieta y ejercitarse de manera regular son todos los factores importantes para ayudarla a mantenerse en forma.

Enfermedad-Periodontal


Usted también sabe que en algunas etapas específicas de la vida, necesita tener un cuidado adicional consigo misma. Tiempos en los que usted madura y cambia. Por ejemplo, la pubertad o la menopausia, y tiempos en los cuales usted tendrá necesidad de los cuidados especiales, tales como la menstruación o el embarazo.


¿Sabía usted que las necesidades de su salud oral también cambian con las etapas?
Durante estas épocas en particular, su cuerpo experimenta cambios hormonales. Estos cambios afectan a muchos de los tejidos de su cuerpo, incluyendo sus encías, las cuales pueden tomarse sensibles, y a veces reaccionar fuertemente a las fluctuaciones hormonales. Esto puede hacerla más susceptible a enfermedades de las encías.

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE LAS ENCÍAS?
Las enfermedades de la encías, o enfermedades periodentales, son causadas por las bacterias y tóxicas. El estado primero de la enfermedad, la gingivitis, comúnmente provoca que el tejido de las encías se inflame, se torne rojo y sangre fácilmente. Dependiendo de dónde ocurra el sangrado puede ser que usted no lo detecte.

Comúnmente existe poco o nada de dolor en este estado primero. Si no se atienden las enfermedades de las encías pueden progresar a un estado más severo donde el hueso y el tejido que rodean al diente son dañados o destruidos. Si aún no se tratan, los dientes eventualmente se aflojan y pueden perderse.

Sin un cuidado oral activo en su casa, incluyendo el cepillado y el uso del hilo dental aunado al cuidado profesional (incluyendo una examinación periodontal). Se expone usted a las enfermedades periodentales. Si no sabe el actual estado se ha mencionado los cambios hormonales en ciertos estados de la vida pueden ser factor que contribuya a sus posibilidades de adquirir enfermedades periodontales o a empeorar un problema ya existente.

A continuación le daremos una idea de algunos de los síntomas que puede experimentar con la salud periodental durante la pubertad, la menstruación, el embarazo y la menopausia y ayudarle a contestar algunas de las preguntas que pueda tener.

PUBERTAD
Durante la pubertad, un nivel elevado de las hormonas sexuales tales como la progesterona y posiblemente estrógeno, causan una mayor circulación sanguínea en las encías. Esto a la vez causar un incremento en la sensibilidad de las encías la cual lleva a una gran susceptibilidad de la reacción a cualquier irritación, incluyendo partículas de comida, bacterias de la placa y cálculos o sarro.

Las encías reaccionan a irritantes locales y se inflaman; éstos pueden ser removidos por un profesional dental. Después, es necesario un cuidado oral minucioso en casa incluyendo cepillado e hilo dental, o la inflamación regresará. Se no se trata el tejido y el hueso que rodena al diente puede ser dañado.

Según la mujer vaya avanzando por la pubertad, ira también disminuyendo la tendencia de sus encías a inflamarse como respuesta a una pequeña cantidad de irritantes. Sin embargo es importante que recuerde cepillarse y usar hilo dental cotidianamente, y buscar cuidado dental profesional de manera regular.


EMBARAZO
Solía haber refranes de las abuelitas que decían "un diente caído por cada niño". Mientras aparentemente se escucha muy poco probable, en realidad basado en experiencias reales.

Sus dientes y encías son afectados por su embarazo, al igual que otros tejidos en su cuerpo; por lo general, la mayoría de las mujeres experimentan un incremento de la gingivitis empezando el segundo o tercer mes, que se vuelve más severo en el octavo mes, y empiezan a disminuir en el noveno.

Esta condición llamada gingivitis del embarazo se indica por el incremento elevado de inflamación, sangrado y enrojecimiento en el tejido de las encías, aún en respuesta a una pequeña cantidad de placa o cálculos. Estos de nuevo es causado más bien por un incremento en el nivel de progesterona en el cuerpo.
Si sus encías se encuentran en buen estado antes de que usted quede encinta, tendrá menos posibilidad de tener algún problema. La gingivitis del embarazo comúnmente afecta áreas que previamente ya habían estado inflamadas, tejido de las encías que no se encuentra en buen estado de salud.

Si usted experimento inflamación antes del embarazo, puede estar en riesgo de gingivitis del embarazo.

A igual que cualquier otro tipo de gingivitis, si no se atiende la gingivitis del embarazo puede tener efectos dañinos en las encías y en el tejido que rodea a sus dientes, resultado en la pérdida de hueso y de encía.

A medida que se eleva el nivel de estrógeno y de progesterona en su cuerpo a lo largo de su embarazo, usted experimenta mayores dificultades gingivales. Porque sus tejidos bucales son más sensibles debido al nivel de progesterona, éstas pueden reaccionar fuertemente a cualquier irritante local que este presente.
Si usted esta planeando embarazarse, puede que quiera considerar una visita a su periodoncista para que le realice una evaluación completa. Un periodoncista es un especialista en la prevención y tratamiento de enfermedades periodentales.

Él o ella pueden ayudarla a conocer la condición de su salud periodentales a recomendarle un tratamiento adecuado, si fuera necesario.

Al inicio del embarazo, a fin de minimizar los problemas gingivales es importante procurar una limpieza profesional, para remover los irritantes y mantener una rutina de limpieza oral activa en su hogar, incluyendo el cepillo y el uso del hilo dental.

Ahora más que nunca, revisiones periódicas efectuadas por un periodoncista son muy importantes. Si la fecha de su revisión dental se aproxima, no deje de acudir. De hecho, se beneficiará con visitas más frecuentes a limpiezas profesionales durante su segundo trimestre o al principio de su tercer trimestre. Si se ablandan, sangran, o se inflaman las encías en cualquier momento de su embarazo. Platique con su periodoncista tan pronto sea posible.

Ocasionalmente, el tejido inflamado llega a formar una protuberancia. Estos crecimientos, llamados tumores de la preñez, comúnmente aparecen a la altura del tercer mes del embarazo, pero pueden ocurrir en cualquier momento de este lapso. Un tumor de preñez es una gran inflamación del tejido de la encía, no es de ninguna manera canceroso.

Es una respuesta extremadamente inflamatoria a cualquier irritación local, incluyendo la causa por las partículas de comida, placa o cálculos que puedan estar presentes. Un tumor de preñez normalmente parece una bola grande en el tejido de la encía con muchas marcas punteadas rojas en ella. El tumor es normalmente carente de dolor: sin embargo puede tornarse doloroso si interfiere con su mordida o si restos de comida se acumulan debajo de la encía.

Los tumores de preñez son tratados removiendo los irritantes locales por un profesional y un cuidado casero activo. Si persiste, puede que el tumor requiera ser removido por un periodoncista.

La gingivitis del embarazo y los tumores de preñez normalmente se van distribuyendo después del embarazo; pero no se extinguen por completo. Si usted experimenta cualquier problema gingival durante su embarazo es importante que al concluir le examinen toda la boca y la que evalúe su salud dental. Cualquier tratamiento que pueda requerir, en ese momento se le indicará.

CONTRACEPTIVOS ORALES
Si usted esta tomando algún anticonceptivo oral (pastillas anticonceptivas), pueden estar expuestas a las mismas condiciones orales que afectan a una mujer embarazada. A medida que las hormonas en los anticonceptivos orales incrementan los niveles de progesterona en su sistema, cualquier irritante local (comida, placa, etc...) pueden causar que sus encías enrojezcan, sangren y se inflamen
Existen muchos medicamentos, por ejemplo antibióticos, que pueden aminorar el efecto de un anticonceptivo oral, por lo tanto es, importante mencionar que usted esta tomando pastillas anticonceptivas antes de que le sea recetado, cualquier otro medicamento.

MENOPAUSIA
En la mayoría de los casos, cualquier problema oral que tenga durante la menopausia probablemente no sea directamente relacionadas a los cambios que ocurren en su cuerpo Si esta tomando suplementos de estrógeno durante este tiempo, estos suplementos tendrán ningún o muy poco efecto en su salud oral. Sin embargo, los suplementos de progesterona pueden causar que sus encías aumenten el nivel de respuesta irritante locales, causando que estas enrojezcan, sangren y se inflamen.

En raras ocasiones, La mujer puede experimentar una condición llamada gingivoestomatitis menopausial. Esta condición es indicada por sus encías secas y brillosas, que sangran con facilidad y varían de color anormalmente pálido hasta rojo oscuro. Otros síntomas incluyen, una sensación reseca, quemante en la boca sensaciones de sabores anormales especialmente salado, picante o agrio, sensibilidad externa a comidas o bebidas frías o calientes, finalmente dificultad para remover cualquier tipo de puentes parciales o piezas dentales.

Si se le diagnostican gingivoestomatitis menopausial, su periodoncista le puede ayudar a controlar su condición con medicamentos esenciales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS