Cáncer Bucal. Como prevenir

El cáncer oral es el cáncer localizado en la cavidad bucal (el área de la boca) y la orofaringe (el área de la garganta que está en la parte posterior de la boca).

La detección temprana del cáncer oral y un tratamiento a tiempo pueden salvar muchas vidas. A pesar de que no es muy frecuente, la prevención es muy importante. Esta es la razón porque resulta vital la autoexploración bucal.





Señales que debemos tomar en cuenta
  • Manchas blancas (leucoplasias), rojas (eritroplasias) o marrones que no desaparecen por sí mismas en dos semanas.
  • Frecuentemente, ocurre en los labios, lados o parte inferior de la lengua, o el suelo de la boca, aunque puede ocurrir en cualquier parte en la boca.
  • Úlceras o heridas sin causa aparente que no cicatricen en dos semanas.
  • Hemorragias de origen incierto.
  • Dificultad al masticar o tragar.
  • Sensación de que la lengua se pone rígida o difícil de controlar.
  • Enronquecimiento de la voz.
  • Un cambio de la posición de sus dientes
  • Alteraciones en la movilidad de su mandíbula
  • Dolor o entumecimiento en cualquier parte de su boca
  • Dolor de oídos, de mandíbula o de lengua.
Cuando envejecemos, nuestras oportunidades de experimentar una lesión cancerosa, sobre todo después de los 40 años de edad aumenta en forma significativa. Pero se han descubierto también en personas menores de 40 años.

Si estos problemas no desaparecen espontáneamente en dos semanas, debe acudir a su odontólogo quien valorará la realización de una biopsia para establecer un diagnóstico adecuado.

Factores de Riesgo
Aunque la herencia también es un factor, ciertos estilos de vida y condiciones de salud pueden aumentar los riesgos de que una persona desarrolle cáncer oral.

El consumo de tabaco y de alcohol son hábitos que aumentan la posibilidad de que se produzca un cáncer oral. Si éstos se consumen conjuntamente, la posibilidad es mucho mayor que si se consumen de forma independiente.

La exposición excesiva a los rayos del sol es un factor de riesgo para el cáncer de labios. Especial precaución deben tener las personas que trabajan al sol (campesinos, marineros), sobre todo si se trata de personas de piel clara.

Una mala o nula higiene dental, factores que erosionen la mucosa como dientes rotos, mal posicinados o protesis mal ajustadas, son también factores que favorecen la formación de lesiones que se pueden malignizar.

Mantener la boca en buen estado es fundamental para prevenir el cáncer bucal, de ahí la importancia de realizar una buena higiene dental y de acudir periodicamente al odontólogo.

Suele aparecer en personas de edad avanzada. Por esta razón, los ancianos deben acudir con más frecuencia al odontólogo a realizarse revisiones. Sin embargo, esto no ocurre porque en muchas ocasiones ya no tienen dientes y no van al dentista, salvo que se desajuste su dentadura postiza.

Auto exploración
•Extraiga cualquier producto dental de la boca.
•Observe y palpe la boca, incluso los labios y encías.
•Inspeccione la parte superior de su boca.
•Inspeccione la parte interior de las mejillas y la parte posterior de las encías.
•Inspeccione la lengua, incluyendo los lados y la parte inferior.
•Inspeccione cualquier nódulo linfático hinchado en el cuello o debajo de la mandíbula.

Realizar exámenes dentales periódicos que incluyan el examen de la boca entera también es importante para la detección temprana del cáncer oral o de condiciones precancerosas. Su médico debe también revisar su boca como parte del examen físico de rutina.




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: