5 consejos para una buena higiene bucal

Todo el mundo sabe la importancia de mantener una buena higiene bucal, pero por desgracia, es algo que muchos de nosotros pasamos por alto. Y no es complicado, ni caro o que lleve mucho tiempo tener cuidado de los dientes. Tener la boca sana no sólo, le hará sentir bien, sino que le hará ver bien, si sus dientes son de un color blanco, sanos y atractivos. 

Además su salud en general mejorará, el buen estado de sus dientes se puede propagar a otras partes del cuerpo, como órganos vitales como el corazón, de modo que no puede permitirse el lujo de descuidar sus dientes. Aquí hay 5 consejos muy importantes para mantener los dientes sanos: 
1) Visite a su dentista cada 6 meses, sin falta A nadie le gusta ir al dentista. Y mucho menos si no se experimenta ningún dolor y todo parece estar bien, pero se puede estar sufriendo de pequeñas caries, o problemas de las encías, o algo peor. Y en el momento de sentir el dolor significa que es demasiado tarde y que el tratamiento será necesario, y algunas veces de forma urgente. Ir de forma regular al dentista significa que la necesidad de un tratamiento se reduce drásticamente, ya que los problemas se descubren antes de que lleguen a una etapa crítica. Además su dentista puede indicarle si su higiene bucal es la correcta, si no es así puede acordar un plan con usted para asegurarse de que los problemas graves no evolucionen. 

2)  El mal cepillado de los dientes, le deja al menos con mal aliento, pero también le deja bacterias y restos de comida que se acumulan en los dientes y la descomposición puede conducir a la caries dental. Si es posible, usted debe tratar de cepillarse los dientes entre las comidas, si no es posible, aclarar con agua abundante o coma un chicle sin azúcar que puede ayudar a la saliva a limpiar y neutralizar los ácidos que se acumulan. Si la placa se deja en los dientes puede causar gingivitis (inflamación de las encías), la buena noticia es, que es completamente reversible, una vez que la placa se retira de las encías se puede recuperar.  

3) Los cepillos de dientes no siempre remueven todos los restos de comida que queda entre los dientes y por eso es crucial utilizar el hilo dental dos veces al día. Un uso correcto es muy importante, porque el mal uso del hilo dental puede provocar sangrado en las encías. Deberá tener en alguna visita al dentista (si ya está acostumbrado a hacerlo periódicamente) una atención especial para eliminar todos los residuos que se acumulado con el tiempo. 

4) Muchos alimentos contienen azúcar, incluso el azúcar de origen natural por lo que es un poco difícil de sacar de nuestra dieta por completo. Todo con moderación es aceptable, pero es una buena idea evitar los alimentos y las bebidas azucaradas entre las comidas para dar a los dientes la oportunidad de ser re mineralizados por la saliva. Intenta evitar el consumo de bebidas carbonatadas y los jugos de cítricos entre las comidas ya que éstas favorecen la erosión dental y las caries. 

5) El alcohol y el tabaco son los peores enemigos de los dientes. El alcohol aumenta considerablemente el riesgo de caries en los dientes, como muchas bebidas alcohólicas. Fumar no sólo deja los dientes amarillos, sino que tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer bucal, enfermedad de las encías y en el peor de los casos, la pérdida de dientes. Es necesaria la limitación de estos dos elementos, especialmente para mantener los dientes y encías sanas, así como un cuerpo sano.

 Pysnnoticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS