Seis mitos y verdades sobre nuestros dientes

¿Los dientes blancos son más saludables? ¿Mascar chicle puede ayudar a evitar la caries? ¿La falta de higiene bucal afecta el corazón? Existen muchos mitos y verdades en torno a la salud bucal. Conocer la realidad detrás de algunas leyendas es esencial si desea mantener la boca sana.




Cada vez más, las enfermedades bucales atacan a las personas y provocan daños irreversibles. La caries, por ejemplo, es un problema que afecta a más de un 60% de los escolares a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). A continuación, aclaramos seis mitos sobre la salud bucal.

Hay que empezar el cepillado de los dientes de los niños desde muy temprano.
Verdad: Desde la aparición de las primeras piezas dentales, el cuidado y la higiene bucal son importantes. Se puede comenzar a limpiar la boca del bebé dos veces al día así que le salgan los primeros dientes. La recomendación es limpiarlos usando una gasa húmeda. Ya entre los 12 y 18 meses, se puede comenzar a utilizar un cepillo de dientes suave y una cantidad pequeña de pasta dental que no contenga flúor.

Las consecuencias de la salud bucal se restringen a la boca.
Falso: La salud bucal es uno de los principales componentes de la salud en general y tiene una importancia mayor de la que imaginamos, ya que puede afectar todas las áreas de la vida. Algunas investigaciones realizadas alrededor del mundo dan cuenta de que infartos y otros problemas cardiacos, demencia y diabetes pueden estar vinculados con la mala higiene de la boca.

Mascar chicle puede ayudar a evitar la caries.
Verdad: Los chicles sin azúcar pueden ayudar a controlar la placa bacteriana de la boca, evitando la temida caries. Al mascar la goma, el cuerpo produce más saliva, lo que ayuda a neutralizar y enjuagar parte del ácido que se forma en la boca cuando se descomponen los alimentos. Así que es verdad que comer chicle después de una comida puede ayudar a proteger los dientes.

Las mujeres embarazadas deben tener más cuidado con la salud bucal.
Verdad: El embarazo es un momento en el que las mujeres deben prestarse una especial atención con el cuidado de los dientes y encías, pues los cambios hormonales que experimenta el organismo de la embarazada pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades bucales. Por ello, lo recomendable es que las embarazadas visiten regularmente al dentista para saber la mejor manera de cuidar de las piezas dentales durante los meses de gestación.

La caries es un problema característico de las personas jóvenes.
Falso: Junto con el resfriado común y las enfermedades de las encías, la caries figura entre las afecciones humanas más comunes. Aunque suele aparecer con más frecuencia en los jóvenes, también puede afectar a los adultos de cualquier edad. Para evitarla, es necesario mantener una buena higiene bucal a lo largo de toda la vida.

Los dientes blancos son más fuertes que los amarillos.
Falso: Aunque los dientes blancos son más atractivos, no siempre significa que son más saludables o resistentes. Eso porque muchos tratamientos para blanquear la dentadura suelen ser perjudiciales a la salud de las piezas dentales, pues eliminan la capa de esmalte protector, dañando el esmalte de los dientes.

Fuente: Odontofarma




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: