Inflamación de encías puede agravar enfermedades cardiovasculares, metabólicas y respiratorias

Un estudio pionero realizado en Venezuela por el Instituto de Prevención Cardiometabólica (IPCAM), arrojó que la inflamación de las encías puede agravar las enfermedades cardiovasculares, metabólicas y respiratorias.

El doctor Freddy Febres Balestrini, endocrinólogo, presidente del IPCAM y de la Fundación Antidiabética, alertó que de las mil personas evaluadas, 71% presentaban enfermedad periodontal, de ellas 57% tenía gingivitis de moderada a generalizada y 14 % periodontitis, de moderada a severa intensidad. Además, 28% de las personas con gingivitis (inflamación de encías) y 50% de aquellas con periodontitis, presentaron niveles elevados de Proteína C Reactiva ultrasensible (≥ 3 mg/L.) en la circulación sistémica, lo cual sugirió diseminación inflamatoria de la enfermedad periodontal al resto del organismo.






Frente a estos hallazgos, el doctor Juan Colán, cardiólogo, director del IPCAM y expresidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología, afirmó que la inflamación en las encías tiene un papel fundamental en la iniciación y progresión de la aterosclerosis, así como en la transformación de una placa ateroesclerótica inestable, proclive a producir infartos. De hecho, se ha reportado que la incidencia de infartos al miocardio, accidentes cerebrovasculares y muerte temprana, es mayor en personas con enfermedad periodontal.

En dicho estudio, en las personas que tenían periodontitis se identificaron tres veces más diabéticos y dos veces más enfermedades respiratorias, hipertensión arterial y ateroesclerosis. Como aspecto favorable Febres destacó que “en diabéticos mal controlados el tratamiento de la enfermedad periodontal ha demostrado mejorar significativamente la descompensación de la glucosa y debe ser parte integral de este”. Por su parte, los cardiólogos María Alejandra Tamayo y Pedro Aguiar, encontraron en el estudio de ecocardiografía una mayor frecuencia de hipertrofia del ventrículo izquierdo y de disfunción de la actividad diastólica del corazón, que pudieran ser consecuencia de las enfermedades asociadas a la infección de las encías o potenciadas por esta.

Finalmente, el doctor Anselmo Palacios internista y endocrinólogo, ratificó que la evaluación odontológica debe incluirse siempre como parte integral del examen médico, especialmente en pacientes con enfermedades crónicas como las cardiovasculares, diabetes, respiratorias, renales, hepáticas, reumáticas, etc., “más si encontramos en los estudios del IPCAM, que en una población supuestamente sana mayor de 40 años, 57% tenía enfermedad cardiovascular oculta de alto riesgo, que requirió tratamiento preventivo”.

Recomendaciones
La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria de las encías en respuesta a la acumulación de placas de bacterias alrededor de los dientes. La primera fase de esta inflamación (Gingivitis), pasa inadvertida por ser indolora, hasta llegar a etapas avanzadas (Periodontitis). Se ha comprobado que el daño local en los tejidos favorece el paso permanente de bacterias y moléculas inflamatorias activas hacia la circulación sanguínea.

Para mantener las encías sanas, los doctores María Inés Crespo y Fernando Sanz, odontólogos participantes de este importante estudio, recomiendan: 1) Usar un cepillo de cerdas blandas y reemplazarlo cada tres meses. 2) Cepillarse por al menos tres minutos con una pasta dental con flúor después de cada comida y usar hilo dental al menos una vez al día. 3) Hacerse una limpieza dental cada seis meses y por recomendación de su odontólogo, asistir al periodontista al menos una vez al año.

En este sentido, la Asociación Americana de Cardiología ha recomendado el cuidado bucal, y más específicamente periodontal, a fin de prevenir infartos al miocardio. Igualmente, la Organización Mundial de la Salud ha expresado que la salud bucal debe incorporarse en la prevención de todas las enfermedades crónicas no transmisibles.

Estudio IPCAM realizado en Venezuela

Fuente: En Oriente



ARTÍCULOS RELACIONADOS