¿Qué es una incrustación dental?

Puede que hayas escuchado y te hayas asustado, pero es un tratamiento dental normal. Para que lo tengas claro, ten presente que las incrustaciones son restauraciones parciales rígidas que se usan para reparar dientes posteriores que tienen caries de leve a moderada o que están fracturados, siempre y cuando el daño de estas lesiones no sea importante para requerir una corona.





Pueden ser de diferentes materiales:

Estéticos, del color del diente: cerámica, resina compuesta, composite, etcétera.

No estéticos: metálicas

La realización de la incrustación generalmente es en 2 sesiones. En la primera se le da una forma determinada a la cavidad de la pieza dentaria, se fabrica una incrustación provisional en el momento y se toma la impresión (molde).

Esta impresión se manda al laboratorio, donde le construirán la incrustación en un determinado material. En la segunda sesión se prueba y si todo está correcto, se cementa (pega) al diente.

¿Ves? No hay nada que temer. Confía en tu dentista y tendrás una buena salud bucal.




ARTÍCULOS RELACIONADOS