Una buena salud periodontal aumenta la longevidad

Tener una buena salud periodontal eleva la longevidad, según ha asegurado el profesor de Periodoncia en la Universidad de Birminghan (Reino Unido), Iain Chapple, en el transcurso del seminario 'Infecciones bucales y patología sistémica. Mecanismos e implicaciones', celebrado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense y que cuenta con el patrocinio de Colgate y la colaboración de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).





Durante su intervención, el experto ha reconocido que la periodontitis y la pérdida de dientes se asocian con un aumento de la mortalidad por cualquier causa, sobre todo por su interrelación con la diabetes y con la enfermedad cardiovascular.

"La evidencia en este ámbito es ya tan sólida que, incluso, se sugiere que las consultas odontológicas no sólo permiten cuidar la salud bucal de la población, sino que también pueden advertir sobre problemas de salud incipientes, ayudar a controlar los ya existentes o, incluso, a prevenir la aparición de algunos de ellos", ha señalado el experto.

De hecho, la periodontitis es una comorbilidad "muy frecuente" en la sociedad que, tal y como han desvelado diferentes trabajos, eleva el impacto de la inflamación sistémica y puede incrementar el riesgo de aterogénesis.

Afecta al control de la glucemia en diabéticos

Ahora bien, el mayor paradigma en este nuevo enfoque de la periodontitis se encuentra en una enfermedad como la diabetes. Y es que, entre otras cosas, se ha demostrado que una periodontitis avanzada afecta negativamente al control de la glucemia en diabéticos, así como eleva el nivel de glucemia en personas no diabéticas.

"En diabéticos, existe una relación directa y dosis-dependiente entre la gravedad de la periodontitis y las complicaciones de la diabetes. Además, recientes evidencias apuntan a que las personas con una periodontitis grave tienen un riesgo aumentado de desarrollar una diabetes", ha apostillado.

Asimismo, el experto también ha señalado el efecto de la periodontitis sobre el equilibrio oxidativo en el organismo, potenciando los mecanismos de estrés oxidativo que, de esta forma, desencadenarían también otras enfermedades.

"El incremento de estrés oxidativo que resulta evidente cuando concurren diabetes y periodontitis puede contribuir al desarrollo de dislipemia y a la disminución de la función de las células beta (una característica de los diabéticos)", ha recalcado Chapple.

Un hecho "especialmente relevante" es que se ha confirmado como el control de la glucemia es sensiblemente peor en los diabéticos con periodontitis que en aquellos que no lo son y, viceversa, un mejor control de la enfermedad periodontal facilita el manejo de los diabéticos. Además, recientes estudios han demostrado que llevar a cabo un tratamiento periodontal se asocia con una reducción aproximada de 0,4 por ciento en la hemoglobina glicosilada (HbA1C) a los 3 meses, un efecto clínico que es similar al que se consigue con la introducción de un segundo fármaco en la estrategia de tratamiento antidiabético.

Por todo ello, el catedrático emérito de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid y consultor jefe de Endocrinología de la Fundación Jiménez Díaz, José Luis Herrera Pombo, ha asegurado que la enfermedad periodontal es un predictor independiente de diabetes tipos 2. "Dado el papel crucial que juega la enfermedad periodontal en el desarrollo de la diabetes tipo 2, su tratamiento adquiere una importancia extrema en salud pública. Incluso, resulta crucial extremar las precauciones de vigilancia de la salud periodontal en niños pequeños con diabetes, ya que su riesgo futuro de tener una periodontitis es muy elevado", ha recalcado.

Guías para el cuidado periodontal

Como consecuencia de todo ello, los expertos han abogado por implementar guías para el cuidado periodontal en diabéticos, dirigidas tanto a pacientes como a odontólogos y médicos de otras especialidades. En esta línea, la Sociedad Española de Periodoncia, en colaboración con la Sociedad Española de Diabetes, han consensuado recientemente unas directrices y consejos básicos. Incluso, la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) ha difundido recientemente unas recomendaciones a seguir para mejorar la salud bucal de los diabéticos.

Entre otras cosas, se aconseja a los profesionales encargados de atender a estos pacientes que pregunten anualmente por el cuidado diario de su higiene bucodental y si le atiende regularmente un odontólogo pregunten anualmente por síntomas de la enfermedad de las encías (hemorragia, enrojecimiento, edema). También recordar al paciente que el cuidado diario de su salud dental es un aspecto normal del autocontrol diabético, e informarles e insistirles en la importancia del chequeo dental regular.

Si existen posibles síntomas de enfermedad periodontal, aconsejar la inmediata atención por odontólogo. Y los programas de educación diabetológica deben incluir suficiente información sobre la implicación de la diabetes en la salud periodontal. "Todas estas recomendaciones e investigaciones entorno a la diabetes y la periodontitis nos animan a considerar que la enfermedad periodontal se ha erigido ya en la sexta complicación de la diabetes (por detrás de otras tan conocidas como la retinopatía). Para este experto, hechos tales como que los adultos diabéticos tengan una mayor prevalencia y más grave de enfermedad periodontal que los no diabéticos invitan a un cambio de rol del odontólogo en el abordaje de la diabetes", ha señalado Herrera Pombo.

Fuente: medicinatv.com





Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: