7 preguntas sobre higiene dental

–Si tomo café u otra infusión caliente con edulcorante entre comidas, ¿tengo que lavarme los dientes? ¿Por qué?

–No es necesario que te laves los dientes cada vez que tomas café u otra infusión, pero recuerda cepillártelos tres veces al día y el cepillado de la noche debe ser minucioso, no menos de tres minutos, usar hilo dental y algún colutorio libre de alcohol. Mi consejo es que si quieres mantener los dientes blancos deberías disminuir el consumo de café o té, ya que los mismos tienen pigmentos que te manchan el esmalte del diente.




–¿A partir de qué edad un niño debe cepillarse los dientes?

–Un adulto debe higienizar la boca de los niños a partir de que le sale el primer diente, con cepillos dentales que se venden en comercio, adaptados para cada edad. Cuando los niños pueden sostener el cepillo deben colaborar con el cepillado y, según la motricidad, podrán ir haciéndolo sin ayuda de sus padres. Es recomendable que los papás cepillen primero la boca de sus niños y luego lo realice el pequeño. Aproximadamente a partir de los 5 años, el niño podrá ejecutar una técnica de cepillado acorde a su edad que será instruida por el odontólogo.

–¿Qué diferencia hay entre cepillo de cerda suave y el de cerda dura?

–Hoy se recomienda los cepillos de cerda suave, porque no lastiman al diente ni a los tejidos blandos que lo rodean. Muchas personas creen que el cepillo de cerdas duras es más efectivo para remover restos de comida y microorganismos, como también las manchas de los dientes, esto no es necesariamente cierto. Se puede obtener un cepillado eficaz con cerdas suaves, te recomiendo visitar al odontólogo para que juntos construyan una correcta técnica de cepillado y, según el análisis clínico del profesional, te aconseje el cepillo ideal para tu boca.

–Si tengo boca chica, ¿tengo que usar cepillo para niños aunque sea un adulto?

–Si tenés boca chica, no hay ningún problema que uses un cepillo para niños, lo importante es que realices una correcta técnica de cepillado y que cambies el cepillo cada tres meses.

–¿Es importante el flúor para mis dientes? ¿Por qué?

–Te cuento que el flúor se encuentra en la naturaleza (rocas minerales, agua del mar, volcanes, plantas y animales) y en los alimentos como el té, las espinacas, lentejas, pollo, papa, pescado de mar, cereales, frutas, etcétera). El fluoruro contenido en los alimentos tiene gran importancia, se calcula que un adulto puede ingerir fácilmente alrededor de 0,5mg diarios a partir de los alimentos sin tener en cuenta el aporte procedente del agua. El flúor cumple un papel importante en la prevención de enfermedades bucales, consiguiendo que los dientes sean más resistentes a la caries. El flúor en bajas concentraciones, como en las pastas dentales, se une a los cristales de hidroxiapatita del diente y estabiliza la estructura mineral del esmalte. En niños de 2 a 6 años se recomienda utilizar una cantidad de pasta semejante a una arveja y, en mayores de 6 años, dos veces por día, 1/3, 1/2 del cepillo. El odontólogo puede aplicarte el flúor en concentraciones más altas, dependiendo de la frecuencia, según el riesgo de caries del paciente.

Además, el flúor tiene propiedades antibacteriana actúa alterando su metabolismo, su crecimiento y su reproducción.

–¿Qué sucede si no curo un diente que tiene caries?

–Si no tratas un diente que tiene caries, la enfermedad avanza y puedes llegar a perder tu pieza dentaria. En la actualidad existen tratamientos preventivos-curativos muy eficaces, te recomiendo que visites a tu odontólogo lo antes posible para que el procedimiento sea simple y de bajo costo.

–¿Las caries son contagiosas? Si tengo caries en un diente ¿puede contagiar a otro?

–La caries es una enfermedad contagiosa que puede evitarse. Los microorganismos que provocan la caries son adquiridos, nacemos sin ellos. No debemos compartir alimentos y bebidas con los niños porque los gérmenes se transmiten por medio de la saliva, especialmente cuando los padres lamen los cubiertos para comer de sus niños, tales como cucharas, tenedores o incluso los chupetes. Tampoco debemos compartir los cepillos de dientes.

*Directora del Instituto Provincial de Odontología de Córdoba.

Fuente: lavoz.com.ar





Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: