Causas y prevención del mal aliento

La Halitosis, también conocida como “mal aliento”, es el olor desagradable que produce nuestra boca al exhalar aire.

Causas que pueden provocar halitosis
En la mayoría de los casos (90%) la halitosis está causada en la boca y provocada por la descomposición bacteriana de partículas de alimentos, células, sangre y algunos componentes de la saliva.




En el resto de los casos (10%), la halitosis es provocada por problemas del aparato digestivo (gastritis), del aparato respiratorio (rinitis, sinusitis) enfermedades sistémicas (diabetes, insuficiencia renal), estrés e incluso por los cambios hormonales asociados a la menstruación.

Se puede producir una halitosis temporal originada tras ingerir una serie de alimentos, como pueden ser la cebolla, el ajo, el alcohol, el café…, éstos son absorbidos por la sangre y posteriormente liberados por la saliva y los pulmones.

Consecuencias:
El mal aliento puede provocar un trastorno psicológico a la persona que lo padece llegando incluso a dificultar las relaciones sociales y laborales, crear inseguridades, depresiones, etc.

Tratamiento:
Para combatir el mal aliento es necesaria una limpieza bucal diaria y efectiva que elimine esas bacterias acumuladas, recomendando un correcto cepillado dental, limpieza de los espacios interdentales mediante hilo dental, enjuague bucal, limpiador lingual….Es importante recordar que la utilización de chicles, sprays, caramelos, etc., no solucionan la halitosis, únicamente la enmascara sin eliminar el problema.

Existe un tratamiento científicamente probado para el control de la halitosis llamado Halita®. Este producto elimina las bacterias responsables del mal aliento y neutraliza los gases malolientes producidos por estos microorganismos.

Se recomienda la visita al odontólogo una o dos veces al año, el cual podrá valorar la existencia de posibles caries, sarro, gingivitis u otros problemas bucales que puedan provocar la halitosis o mal aliento.






Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: