ODONTOGERIATRÍA: 10 Consejos para una buena Salud Bucal en la tercera edad


Con la edad la cavidad bucal es uno de los sistemas que más cambios sufren y donde más se nota el paso de los años.

odontogeriatria


Caries, pérdida de dientes... Cuidarse la dentadura es una de las responsabilidades más importante en esta etapa. Una tarea pendiente por parte de muchos mayores, ya que solo el 26% de este colectivo acuden al odontólogo una vez cada seis meses, como es lo recomentable, y únicamente el 51% se cepilla los dientes después de cada comida. No es de extrañar que el 78,7% crea que tiene problemas de salud en su boca.

Leer también: SALUD BUCAL: Dormir boca arriba ayuda a mejorar nuestra salud dental

Gustavo Camañas, director Médico de Vitaldent, ofrece a los mayores diez consejos con los que mantener una correcta higiene bucodental y evitar la pérdida de piezas dentales que —si se cuidan correctamente—pueden durar toda la vida:

1. Acudir a revisiones de manera frecuente. Al menos dos veces al año. Las personas mayores son especialmente propensas a sufrir alteraciones bucales relacionadas con el uso de prótesis, la ingesta de medicamentos, o enfermedades sistémicas. El odontólogo ayuda a prevenir y diagnosticar cualquier patología de forma temprana, entre ellas, el cáncer oral.

2. Cepillarse después de cada comida. Especialmente antes de acostarse, ya que mientras dormimos la salivación disminuye y los dientes están menos protegidos frente a las bacterias que producen las caries. La ausencia de saliva además fomenta la acumulación de sarro en nuestros dientes y encías.

3. Limpieza bucal completa. Además del cepillado, también es importante usar hilo dental y un enjuague bucal con agente antibacteriano para una higiene completa.

4. Cuidar la dentadura postiza. El uso de dentaduras postizas o prótesis dentales requiere de cuidados especiales y constantes. Mantener la dentadura limpia y ajustada es aconsejable para disfrutar de una buena calidad de vida. Por eso, es importante acudir con frecuencia al especialista para que nos realice un chequeo del estado de la prótesis y la reajuste si es necesario.

5. Usar un dentífrico especial. Las encías se retraen con el paso del tiempo exponiendo las raíces, por lo que las personas mayores son más propensas a sufrir de sensibilidad dental. En este caso es recomendable usar un dentífrico especial a tal efecto, sin olvidar consultar con el dentista y acudir a revisiones periódicas.

6. Enjuagues bucales e ingesta de agua. La sequedad bucal o xerostomía es otro de los trastornos más comunes entre las personas mayores. Puede ser debida al consumo de determinados medicamentos o ciertos tratamientos médicos. Para prevenir la sequedad se aconseja mantener una buena higiene dental, masticar bien los alimentos para segregar saliva, realizar enjuagues con una solución salina y bicarbonato e ingerir agua a menudo.

7. Consumir alimentos que sean fáciles de masticar. Conviene tomar poco azúcar y mucho calcio, verduras y alimentos que propicien una correcta masticación. Es recomendable evitar los alimentos duros.

8. Usar cepillos eléctricos. Algunas personas con artrosis, enfermedad que limita el movimiento, pueden tener dificultad para cepillarse los dientes. En estos casos es aconsejable recurrir a aparatos especiales, como cepillos eléctricos, para facilitar su higiene diaria.

9. Reemplazar el cepillo de dientes. Lo recomendable es hacerlo cada tres meses, ya que después de este tiempo las cerdas pierden resistencia y por consiguiente efectividad para llegar a las áreas difíciles de alcanzar alrededor de los dientes.

10. Comunicación permanente con el odontólogo. Los trastornos como diabetes, afecciones cardíacas o cáncer pueden afectar a la boca. Los mayores deben comunicarle a su dentista cualquier problema de salud, para que comprenda su situación general y pueda ayudarle.

Fuente: abc.es



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: