Asocian mala higiene dental y Alzheimer

La gingivitis bacteriana y el microbio que la provoca, p. Gingivalis, podrían estar asociadas de algún modo a la degeneración del tejido cerebral y a la enfermedad de Alzheimer, según un estudio publicado en Journal of Alzheimer’s Disease.

¿Factor de riesgo para el Alzheimer?
Investigadores de la facultad de odontología de la Universidad de Florida (EE.UU.) y de dos centros de investigación británicos, la Central Lancashire University y el Blizzard Institute, examinaron muestras de tejido cerebral de personas sanas y de personas con Alzheimer. Un lipopolisacárido perteneciente a la bacteria p. gingivalis, una bacteria que se encuentra en la boca, fue hallado en cuatro de cada diez muestras de tejido cerebral de enfermos de Alzheimer. Por el contrario, no estaba presente en las muestras de ninguna persona que no tenía Alzheimer.




Esto, según comenta uno de los autores principales del estudio, el profesor Kesavalu, muestra que existe una asociación entre bacterias orales y Alzheimer, aunque no una asociación causal. Las bacterias orales pueden acceder al torrente sanguíneo al masticar, al cepillarse los dientes o al usar hilo dental, o al visitar al dentista. Los científicos están considerando la posibilidad de que la bacteria entre en el torrente sanguíneo y contribuyan de algún modo a la degeneración del tejido cerebral. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores experimentaron con ratones a los que infectaron con cuatro de los patógenos periodontales más comunes. También descubrieron que la bacteria oral conseguía acceder al cerebro de los ratones, lo confirma las conclusiones del estudio de muestras de tejido cerebral humano.

La gingivitis.
La gingivitis bacteriana en la inflamación y sangrado de las encías provocada por los restos de comida que quedan entre las piezas dentales. La gingivitis está presente en un 97% de la población mundial, lo que la convierte en la enfermedad más común de la humanidad, por delante incluso del resfriado común. Según datos del centro para control de enfermedades estadounidense, aproximadamente el 64% de los mayores de 65 años tienen enfermedad peridontal de moderada a severa. Para evitar infecciones orales, los médicos recomiendan cuatro medidas:

· Cepillarse los dientes al menos dos veces al día.

· Usar hilo dental con regularidad.

· Visitar el dentista para hacerse una limpieza dental al año.

· No fumar.

El siguiente paso de los investigadores será estudiar la relación causal entre las principales bacterias peridontales y la enfermedad de Alzheimer en modelos de ratones de laboratorio.



ARTÍCULOS RELACIONADOS