La caries es prevenible con hábitos de higiene

A pesar de que la caries es una enfermedad bucal fácil de prevenir, es considerada un problema de salud pública a nivel global. Es consecuencia de una mala limpieza bucal, en donde microorganismos orales intervienen en los dientes gracias al alto consumo de azúcar que permanece mucho tiempo en ellos. Las bacterias metabolizan los azúcares y producen ácidos que con el tiempo rompen el esmalte.





Las consecuencias de este proceso, si no se trata, destruye los tejidos duros del diente, hay dolor, abscesos y una posible pérdida de la pieza dental afectada.

La doctora Socorro Aida Borges Yáñez, coordinadora de Salud Pública Bucal de la División de Estudios de Posgrado e Investigación de la Facultad de Odontología, explicó que el esmalte está formado por hidroxiapatita que contiene calcio.

Los ácidos lo desmineralizan si no hay una correcta higiene, cuidado o métodos preventivos. Si la mala higiene persiste se desmineraliza más y forma una cavidad cariosa en la superficie del esmalte de los dientes.

Este mal dental avanza con el tiempo, dependiendo su desarrolllo por completo del cepillado dental, consumo excesivo de alimentos ricos en azúcares y del ph de la saliva, la cual si es muy ácida puede acelerar el proceso infeccioso, “son muchos los factores que intervienen en este proceso”, explicó Borges Yañez.

“La caries pasa de la dentina a la pulpa, en donde están las terminaciones nerviosas. Al llegar a la pulpa duele mucho y hay que hacer tratamientos más fuertes. La primera opción es la endodoncia y después la extracción. Aunque es prevenible y se puede tratar desde el inicio”, advirtió la dentista.

“La gente piensa que la caries en los dientes de la primera dentición no es importante, sin embargo algunas investigaciones han mostrado que las personas más susceptibles de tener caries en los dientes permanentes son los que la padecieron cuando fueron niños”, comentó.

Algunas estrategias de prevención contra la caries son: fluoración de la sal, el cepillado dental y la aplicación de selladores de fosetas y fisuras, el cual consiste en colocar una resina muy transparente sobre la superficie de los dientes, que al quedar bloqueados no se desmineralizan.

Para tomar en cuenta

Las enfermedades bucales causan pérdida de muchas horas de trabajo y afectan la calidad de vida de las personas. La caries causa dolor e interfiere con las actividades cotidianas.
La caries se pueden diagnosticar por observación, mediante una sonda o a través de rayos X y surge principalmente en las fisuras de un diente o en los espacios entre los dientes.
La Organización Mundial de la Salud establece que tres dientes cariados o menos indican una buena salud bucal. El primer molar son de los dientes con mayor incidencia de caries.

La caries es una enfermedad antigua, se convirtió en una enfermedad muy frecuente cuando se empezó a refinar el azúcar, pero alcanzó proporciones epidémicas en los siglos XIX y XX.

Fuente: sumedico.com / Dirección General de Divulgación de la ciencia, UNAM


ARTÍCULOS RELACIONADOS