INFOPACIENTE: 5 malos hábitos que dañan la salud bucal

Cuando se trata de ser una persona realmente saludable, la higiene dental juega un papel importante ya que puede mantenernos a salvo de cientos de enfermedades.

habitos-orales


Por ello es importante conocer algunos de los malos hábitos que dañan la salud bucal. Presta atención para evitarlos.

Leer también: Consecuencias Orales por el uso del piercing

Comerse las uñas

Ya sean tus hijos o tú mismo el que se come las uñas, debes saber que es uno de los peores hábitos para la salud bucal. Esta sola acción puede traer consecuencias de tipo físico como debilitamiento en la uñas y la llegada directa de bacterias al organismo. Sin contar con los posibles hongos en las uñas.

Cepillarse demasiado fuerte

La higiene oral es vital para una vida saludable. Se recomienda cepillarse los dientes 3 veces al día, después de cada comida para eliminar los residuos de alimentos. Sin embargo, la recomendación es no cepillarse demasiado fuerte porque esto puede desgastar el esmalte de los dientes, irritar las encías y hacer que tus dientes sean más sensibles al frío y al calor. Incluso causar caries. Un cepillo de cerdas suaves, es lo ideal.

Rechinar los dientes

Lo peor que puedes hacer cuando el estrés te consume por el regaño de tu jefe es rechinar los dientes, si lo tomas como hábito a la larga puede convertirse en una enfermedad que ponga en peligro tu salud dental. Esta enfermedad se llama bruxismo y se producen de manera consciente o inconsciente, además no sólo dañará tus dientes sino generará dolor de cabeza, de mandíbula y tensión en la espalda, por nombrar algunos síntomas.

Leer también: ¿Sensibilidad Dental? Puedes tener Recesión Gingival

Morder el lapicero

Este hábito es muy común en los más jóvenes, usualmente el estrés que produce no saber la respuesta en el examen puede conducirte a morder el lapicero; pero bien hay que decir que entre los oficinistas es bien común desgastar los bolígrafos o la punta de las gafas. De alguna forma tus dientes verán los resultados y es posible que se desportillen. Además no lucirás bien, te lo aseguramos.

Beber bebidas carbonatadas

Lo peor para los dientes son las bebidas carbonatadas, ya que estas tienden a ser muy ácidas y pueden dañar el esmalte de tus dientes. Mucho más cuando los residuos se quedan allí y se produce caries alrededor de las encías. Es decir, que de una vez por todas tendrás que dejar esas latas de gaseosas y cambiarlas por agua.

ARTÍCULOS RELACIONADOS