La detección precoz de la diabetes puede pasar también por la consulta del dentista

Diferentes estudios han demostrado una relación directa entre las enfermedades periodontales y el aumento del riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes. Así que en el manejo de la diabetes, el cuidado de la salud bucal y periodontal también debe ser parte integrante. "La activación del sistema inmune participa activamente en el origen de la diabetes y sus complicaciones, y también como factor causante de las enfermedades periodontales", explica el consultor jefe de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz, el doctor José Luis Herrera Pombo. Esta base común es la que justifica que "en las personas con diabetes exista una relación entre la gravedad de la periodontitis y las complicaciones de la diabetes".





Del mismo modo se explica la relación entre la diabetes y el aumento del riesgo de sufrir periodontitis, es decir una inflamación de la encía acompañada de afectación y destrucción de otros tejidos del periodonto, como el hueso que sujeta los dientes; de hecho la posibilidad de padecer periodontitis se triplica en las personas con diabetes. Concretamente, las investigaciones realizadas sugieren que la diabetes provoca una respuesta inflamatoria excesiva frente a las bacterias presentes en la encía, y también altera la capacidad de resolución de la inflamación y la capacidad de reparación posterior, lo que acelera la destrucción de los tejidos de soporte de las encías. Por su parte, la inflamación crónica provocada por la periodontitis puede iniciar o aumentar la resistencia a la insulina de una manera similar a como lo hace la obesidad. 

A juicio de este experto, vocal de la Fundación de la Sociedad Española de la Diabetes, “hechos tales como que los adultos diabéticos tengan una mayor prevalencia y más gravedad de enfermedades periodontales que los no diabéticos invitan a un cambio de papel del odontólogo en el abordaje de la diabetes"; por tanto, se hace necesario "entrenar a los profesionales de la salud e informar a los pacientes sobre los beneficios de la buena salud bucodental en relación con su diabetes".

En opinión del presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), el doctor David Herrera, "la revisión de manera regular de la salud de las encías podría ayudar a detectar precozmente diabetes y también a mejorar el control de ésta en los que ya tienen una diabetes diagnosticada". Por este motivo, recomienda que se favorezca el acceso de los pacientes con diabetes al odontólogo, con un mínimo de una consulta anual". 

Esto lleva a pensar que la detección precoz de la diabetes puede pasar por la consulta del odontólogo, aunque para llevarlo a cabo son necesarias sencillas estrategias que combinen encuestas de riesgo, evaluaciones periodontales y la realización de fáciles determinaciones analíticas. Asimismo, los expertos recomiendan integrar al odontólogo en el equipo diabetológico, apoyar programas de prevención de enfermedades periodontales en los niños con diabetes e insistir en el cumplimiento del programa antitabáquico en los diabéticos. Precisamente, esta vinculación ha motivado que la Sociedad Española de Periodoncia y la Sociedad Española de Diabetes hayan unido sus fuerzas, estableciendo unas recomendaciones básicas en este ámbito para pacientes, dentistas y otros profesionales de la salud.



ARTÍCULOS RELACIONADOS