Bullimia y anorexia provocan severos daños en la dentadura

Los trastornos alimenticios, como la bullimia o la anorexia pueden provocar severos daños a la dentadura, dado que el retorno de los alimentos consumidos mezclados con el jugo gástrico dañan el esmalte dental y desmineralizan los dientes, además de irritar y lesionar la mucosa del esófago, la lengua y la cavidad bucal en su conjunto. La odontóloga Mónica Espinoza explicó que uno de los primeros efectos nocivos de la bullimia es la generación de hipersensibilidad dentaria.




Asimismo, dijo que la persona que sufre anorexia padece de muchas enfermedades en la boca, debido a la falta de nutrientes y a la xerostomía (disminución del flujo salival), lo que hace que haya mayor probabilidad de caries y sarro en los dientes.

De continuar esa situación sin la atención de un odontólogo, la persona corre riesgo de perder toda su dentadura.

Según la especialista, la sequedad por la falta de producción de saliva puede producir fisuras labiales así como en las comisuras, además de irritación, hinchazón y ulceración de las mucosas que reviste la cavidad bucal (mucocitis).

Espinoza recomendó a las personas que sufren de bulimia que tengan una buena higiene oral, pero que inmediatamente después de haber vomitado usen un enjuague bucal con alto contenido de flúor o líquidos alcalinos.

Añadió que estas personas no deben cepillarse inmediatamente para no remover el esmalte debilitado por el ácido del vómito.

Recomendó también regular la dieta con alimentos que aportan ácido y, en lo posible, consumir alimentos neutrales y usar cremas dentales con flúor.

“Cuando el diente está desgastado por una erosión lo importante primero es evaluar el grado de afectación para, de acuerdo con esto, plantear soluciones que van desde restauraciones de resina cuando son pequeños daños, hasta carillas o coronas cuando es más extenso", anotó.

Sin embargo, indicó que es importante un control periódico donde el odontólogo debe evaluar el estado de las restauraciones y hacer una correcta profilaxis y aplicación de flúor tópico para ayudar a remineralizar los dientes.



ARTÍCULOS RELACIONADOS