SEDACIÓN EN ODONTOLOGÍA: ¿En qué consiste esta técnica?

Uno de los retos diarios en odontología es conseguir vencer la resistencia de los pacientes a ir al dentista ya que se estima que casi un 65% experimentan ansiedad.

sedacion-en-odontologia


Aunque es difícil admitirlo, la principal razón por la que no quieren acudir al dentista es el miedo que sienten. Existe una patología conocida como miedo al dentista o fobia al dentista (dentofobia) que se define como un miedo persistente, irracional e injustificado a acudir al dentista. Debido a este miedo al dentista, muchos pacientes acaban teniendo problemas dentales realmente graves que incluso les pueden llevar a perder muchas piezas dentales.

Ver también: VIDEO: ¿Es importante cuidar los dientes de leche a pesar de que se caerán después?

Como toda la medicina, la odontología trabaja para proporcionar una estancia lo más placentera posible mientras se le solucionan sus problemas dentales. En este avance encontramos el uso de la sedación por óxido nitroso en numerosos países, entre ellos Estados Unidos, Dinamarca, Australia y Francia, desde hace muchos años y con gran éxito.

¿En qué consiste la sedación consciente? La sedación consciente es una técnica por la cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso y oxígeno que rápidamente produce una agradable sensación y relajación. El óxido nitroso es un gas no tóxico, anestésico, incoloro, no inflamable,con olor y sabor ligeramente endulzado. A esta mezcla se le conoce como aire feliz o gas de la risa, lo cual nos hace prever que es un gas totalmente inofensivo. El paciente permanece consciente durante todo el tratamiento por lo que puede seguir las instrucciones de su dentista mientras le realiza el tratamiento pero sin sentir miedo ni ansiedad. El uso de esta técnica junto con los anestésicos locales que se le aplican al paciente convierte la estancia del paciente en la clínica en un momento completamente placentero en el que apenas se acordará de lo que pasó durante el procedimiento dental. Esta situación repercute también en el profesional que le atiende ya que le permite trabajar más relajado aplicando unos tratamientos más rápidos y más seguros.

La sedación consciente se vuelve más necesaria aun en los pacientes con alguna discapacidad psíquica ya que su miedo y angustia se ven aumentados en el dentista y sin esta técnica sería prácticamente imposible realizarles los tratamientos dentales, ya que estos pacientes al enfrentarse a una situación que les produce miedo suelen sufrir asfixia, temblores, sudoración, agarrotamiento muscular, imposibilidad para la relajación y taquicardia. Estas manifestaciones sería imposible combatirlas sin la ayuda de la sedación o la anestesia.

Leer también: INFOPACIENTE: ¿Qué debemos hacer ante el traumatismo dentario de los más pequeños?

Otro de los ámbitos donde la sedación consciente resulta muy útil es en la odontopediatría, la odontología en niños. En Estados Unidos del 1 al 20% de los niños tratados necesitan sedación. Los niños no siempre son capaces de ser pacientes y cooperadores durante el tratamiento y otras veces es el mismo miedo a que les hagan daño el que les impide abrir la boca. Ahora a estos niños se les puede dar la opción de la sedación y de esta forma hacer que su experiencia en el dentista sea positiva.

Así mismo, la sedación se practica cada vez más en ancianos que han perdido su capacidad de respuesta voluntaria. Mediante la sedación se les puede realizar hasta una simple limpieza dental sin tener que hacerles pasar por una situación muy difícil para ellos. Por otra parte, los pacientes que disponen de poco tiempo (ejecutivos, profesionales autónomos, etc...) se pueden tratar varios problemas en una sola sesión, sin necesidad de pasar por la consulta varias veces.

La sedación con óxido nitroso es una técnica altamente segura, no es agresivo para el paciente y la recuperación tras su administración es muy rápida.




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: