GINGIVITIS: 3 consejos para evitar el SANGRADO DE ENCÍAS

Acabas de terminar el cepillado esporádico de tus dientes. Estás a punto de proceder a enjuagarte la boca, cuando notas que la pasta dental que acabas de escupir tiene un sospechoso tinte rosado: tus encías están sangrando.

gingivitis


"Y ahora, ¿qué hago?", te preguntas. Nosotros te contestamos: sigue estos consejos para curar las encías sangrantes.

#1 Visita a tu dentista con más frecuencia

Dudo que recostarse en una camilla para que te introduzcan objetos extraños en la boca sea el hobby de alguien. Sin embargo, esta no es razón suficiente para dejar de hacerlo. Además, no se trata de que vayas al dentista todos los días, sino cada 6 meses. Esto es lo que se recomienda para conservar la salud bucal y prevenir el sangrado de encías. Ahora bien, si notas que este período es demasiado largo, procura acudir a tu dentista con más frecuencia -cada 3 meses, por ejemplo. Seguro que le alegrará verte más seguido.

#2 Lávate los dientes

Este consejo puede sonar un poco obvio, pero lo cierto es que si bien la mayoría de nosotros nos lavamos los dientes a diario, muy pocos le concedemos la atención y el tiempo que esta práctica merece. De hecho, algunos estudios han demostrado que los adultos dedican alrededor de 30 segundos a lavarse los dientes, cuando como mínimo se requieren 2 minutos. Ten en cuenta que lo ideal es realizar el cepillado luego de cada comida. Ahora bien, no lo hagas inmediatamente; deja que pasen 30 minutos, pues de esta manera evitarás que tu esmalte se dañe.
#3 Usa un enjuague antibacteriano

¿Por qué antibacteriano? La respuesta es simple, aunque nada agradable: las encías sangrantes son el resultado de una infección bacteriana. Por este motivo, un enjuague antibacteriano es una alternativa muy efectiva para combatir a las bacterias de la boca. Además, suelen tener un sabor agradable y son muy beneficiosos para mejorar el aliento. No obstante todos sus beneficios, ten en cuenta que el enjuague es tan solo un complemento, y no un sustituto del cepillado. Así, si no lavas tus dientes antes, el enjuague antibacteriano perderá toda su efectividad.
Pon el práctica estos consejos para curar las encías sangrantes. No dejes que las bacterias se acumulen en tu boca: demuestra que tú eres más fuerte.

Fuente: imujer.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS