ORTODONCIA: Conozca los problemas que puede generar la maloclusión dental

La oclusión dental se refiere a la adecuada relación del maxilar superior con el inferior y la relación oclusal entre los dientes.

maloclusion-dental



Si los dientes de la persona están en mala posición dentro del arco o con respecto al maxilar antagonista se habla de maloclusión.

Así lo explica Sandra Sandoval, odontólogo, especialista en rehabilitación oral, en Maracaibo, quien indica, en una entrevista dedicada al Diario PANORAMA, que la alineación y la oclusión de los dientes son muy importantes en la función masticatoria (masticación, deglución y fonación) del paciente.


¿Cuáles pueden ser las causas de una maloclusión dental?

“En cuanto a las causas de una maloclusión, se deben considerar problemas en el crecimiento de los maxilares, que sirven como base para los arcos dentales.

Depende del tamaño del maxilar, si es grande o pequeño, del tamaño de los dientes (macrodoncia o microdoncia), si son más grandes o más pequeños de lo normal, esto puede producir malposiciones y alineación incorrecta de los dientes.

Existen factores musculares, como la fuerza o posición de los labios, carrillos y la lengua, que pueden mantener los dientes en una posición adecuada cuando existe un equilibrio. Pero si hay una discrepancia en la fuerza muscular durante o después de la erupción dental se puede producir una maloclusión.

La ausencia de dientes, que puede ser congénita, por traumatismo, por enfermedad periodontal o por caries también puede producir la maloclusión. Cuando el odontólogo tiene la necesidad de realizar exodoncia o sacar el diente, creando un espacio, los otros dientes vecinos y/o antagonistas empiezan a migrar o moverse para invadir ese espacio, buscando el contacto oclusal o la armonía oclusal.

Otras causas de maloclusión pueden ser el uso de chupones (biberones), succión digital (chuparse los dedos) o succión lingual, lo que genera que los dientes anteriores se desplacen hacia afuera (vestibular). Es necesario explicarle a la madre la importancia de la lactancia materna porque ésta fomenta un adecuado desarrollo mandibular.
Los pacientes con problemas de respiración nasal (obstrucción producida por hipertrofia de las amígdalas y adenoides), generalmente, respiran por la boca, y esto también puede ocasionar problemas en la posición o alineamiento dental”.


¿Cuáles problemas o síntomas pueden generarle al paciente una maloclusión?

“La maloclusión puede generarle al paciente problemas periodontales, inflamación de las encías, reabsorción ósea, acumulo de alimento, dificultad para la masticación (problemas de nutrición) y alteración de la fonética.

Igualmente, la inadecuada alineación de los dientes puede producir problemas a nivel de la articulación temporomandibular, dolores musculares a nivel de cabeza y cuello, y bruxismo. Este último se refiere al rechinar de los dientes y desgaste dental. Se produce, en parte, por las interferencias oclusales y los contactos anticipados. El rechinamiento o golpeteo se genera por las noches, de manera inconsciente, y algunas veces durante el día, produciendo desgaste dental.

Cuando se superan las tolerancias estructurales del sistema masticatorio, pueden fallar varias estructuras y dar lugar a síntomas. Algunos de los síntomas más frecuentes son: pulpitis (inflamación de la pulpa dental), desgaste dentario, movilidad dentaria, dolor de los músculos de la masticación, dolor en la articulación temporomandibular, dolor de oído y dolor de cabeza (cefalea)”.


¿De qué manera se puede corregir una maloclusión?

“La posición de los dientes se puede corregir con ortodoncia, y con prótesis dentales se puede sustituir y restaurar la oclusión dental, bien sea con prótesis parcial removible o prótesis parcial fija.

Se pueden, además, realizar cirugías ortognáticas para mejorar la posición de los maxilares. Normalmente, se recurre a un tratamiento multidisciplinario entre varias especialidades de la odontología, como son la ortopedia, ortodoncia, cirugía y rehabilitación oral.

Se debe realizar un correcto estudio a través de los síntomas y signos que presenta el paciente, con la ayuda de otros instrumentos diagnósticos, como son radiografías, modelos de estudio y fotografías, entre otros”.

¿Qué recomienda a los pacientes para evitar o mejorar este problema de los dientes?

“Principalmente, se recomienda visitar al odontólogo cada 6 meses. Los padres deben llevar a los niños desde que nacen los dientes temporales, o también conocidos como dientes de leche.

Es muy importante la prevención y diagnóstico temprano de los casos de maloclusión porque de esta manera se puede atacar el problema en su etapa inicial y no cuando ya es muy avanzado y se presentan problemas de articulación temporomandibular, reabsorción ósea y desgaste dentario.

Se les debe explicar a los pacientes la importancia de la correcta higiene bucal, uso del hilo dental y enjuagues bucales. Es necesario concienciar a las personas para que entiendan la importancia de tener una correcta alineación de sus dientes porque estos sirven para la masticación (triturar adecuadamente los alimentos y así no presentar problemas de nutrición).

Al tener ausencia dental, los pacientes pueden presentar problemas a nivel del hueso de los maxilares, que es el reborde alveolar que va a dar el soporte a los dientes, van a causar fatiga e inflamación de los músculos masticatorios de cabeza y cuello, y alteraciones a nivel de la articulación temporomandibular.

Muchas veces el paciente refleja dolores a nivel del oído, acude a un médico general o médico internista, que a su vez lo remite a un otorrino, y luego de muchos exámenes, lo envía al odontólogo, porque la causa es dentaria y no del oído”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS