ORTODONCIA: ¿Qué alternativas existen para tener los dientes perfectos?

Lucir una sonrisa bonita y saludable ya no es una utopía. La odontología y la estética dental ha avanzado mucho en los últimos años y se han convertido en una posibilidad al alcance de todos.

tipos-de-brackets



La ortodoncia es uno de los campos que más ha evolucionado, existiendo soluciones para todo tipo de personas, independientemente de su edad o el estado de su boca, factores que antes sí eran un gran condicionante.


Unos dientes apiñados o mal alineados pueden influir en nuestra forma de ser al sentir que nuestra apariencia física no es la ideal. En muchas ocasiones, aquellas personas que sufren este tipo de problemas evitan mostrar su sonrisa, se muestran inseguras e incluso pueden volverse apáticas o introvertidas, una situación que termina por afectar a sus relaciones y a su vida en general, tanto profesional como personal. Pero más allá de los aspectos estéticos, una mala posición de los dientes puede acarrear los siguientes problemas:
  • Mala higiene ya que dada la dificultad de acceso a ciertas zonas, utilizar el cepillo de dientes y la seda dental es más complicado y menos eficiente.
  • Aparición de caries, gingivitis u otros problemas más graves debido a la acumulación de restos alimenticios en zonas retentivas que no debieran existir.
  • Dificultad durante la masticación al no ocluir los dientes perfectamente.
  • Dolencias en la articulación temporomandibular, musculares, de cabeza y oído, entre otros.
La ortodoncia, además de mejorar nuestra estética, también resuelve todos estos problemas al colocar los dientes en su posición ideal. No obstante, se trata de un tratamiento complejo que de no hacerse de forma correcta implica que se vuelva a requerir su uso. De hecho, una de cada dos personas que necesitan ortodoncia ya la han utilizado previamente por malas prácticas. Es por este motivo que, además de acudir a un profesional que estudie nuestra boca y nos indique cual es el mejor tratamiento a seguir, es aconsejable conocer cuáles son nuestras opciones a la hora de corregir nuestra sonrisa. Cada caso es diferente y exige una solución adaptada con un trato personalizado. Existen cuatro tipos de ortodoncia:


Brackets metálicos: se trata de los tradicionales hierros que se sitúan por la cara externa de los dientes. Son los más utilizados por los niños y los más económicos, recomendados para los casos en edad infantil en los que la estética no es lo primordial. En cuanto al tiempo, como el resto de correctores depende de la gravedad. Puede ser desde los 6 meses hasta los 24, aunque la media se sitúa en el año o año y medio.

Brackets cerámicos: son la versión estética de los anteriores. Disfrutan de las mismas características con la peculiaridad de que son blancos. Esta condición aumenta un poco su precio aunque siguen siendo de los más económicos.

Brackets linguales: son los más eficaces en casos complejos y además los más estéticos, al estar ocultos a simple vista pues están situados en la cara interna de los dientes. Esta combinación les hace ser el tratamiento de precio más elevado. Su duración suele ser menor a la de los brackets metálicos o cerámicos, partiendo de los 3 meses hasta los 18.

Invisalign: es la mejor opción para los adultos que buscan ocultar el uso de ortodoncia, ya que se trata de una solución prácticamente invisible y removible por el paciente. Está diseñada para no interferir en la vida cotidiana, garantizando no sólo la estética sino la máxima comodidad. No obstante, es un tratamiento limitado, eficiente en casos leves con apiñamientos moderados. Con esta técnica, a medida que los dientes se van moviendo, se cambian periódicamente los juegos de férulas transparentes o aligners, por lo que los dientes se colocan de forma gradual, poco a poco y semana tras semana, hasta que alcanzan la posición final. Respecto al tiempo, el paciente puede llegar a corregir su sonrisa desde los 3 meses hasta los 18.

En definitiva, actualmente contamos con muchas y diversas opciones adaptadas a nuestra persona y caso en particular. Disfrutar de una sonrisa bonita y saludable para toda la vida ya está al alcance de todos.

Dra. Almudena Martínez Bravo
Fuente: nosotras.com



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: