PREVENCIÓN: Seis consejos sencillos para evitar la erosión dental

La erosión dental es una molestia silenciosa. Eso porque ella es caracterizada por la pérdida progresiva del esmalte que cubre y protege los dientes, y esto se va sucediendo a lo largo de los años sin que sea percibido.

erosión-dental


Los ácidos de algunos alimentos, asó como el desgaste habitual de los dientes son los principales factores que causan la erosión de las piezas dentales.


Mucha gente piensa que la erosión dental, al ser algo causado por el hábito alimenticio diario de una persona, no se puede evitar. Pero no es así, ya que siempre podemos hacer algo para evitar lo que nos hace mal.

Lo más indicado es chequear la evolución de la pérdida de esmalte visitando regularmente a un profesional. Además, algunas prácticas diarias pueden ayudar a evitar que la erosión dental avance y dañe los dientes:

• Evitar el consumo excesivo de productos ácidos y bebidas gaseosas a la hora de comer. Esta actitud ayuda a reducir el número de ataques ácidos sobre los dientes.

• Beber con rapidez las bebidas dulces sin retener en la boca. Cuánto menos contacto con los dientes, menos daños los ácidos y azucares causarán a las piezas dentales.

• Finalizar una comida con queso o leche, pues los productos lácteos ayudan a neutralizar el ácido que permanece en la boca.

• Masticar chicle sin azúcar después de comer, esto le ayudará a producir más saliva para ayudar a anular los ácidos que se forman en la boca después de comer.

• Esperar por lo menos una hora después de cepillarse los dientes para comer o beber cualquier cosa ácida, ya que de este modo le da tiempo a sus dientes para aumentar su contenido de minerales de nuevo.

• Cepillar sus dientes durante dos minutos dos veces al día con un cepillo de cabeza pequeña, mediana o de cerdas suaves con pasta dental enriquecida con fluoruro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS