CASO CLÍNICO : Zirconia para rehabilitación completa maxilar sobre implantes

La zirconia es un dióxido cristalino de zirconium.

Sus propiedades mecánicas son muy similares a las de otros metales y tiene un color similar al color del diente.

En 1975, Garvie propuso un modelo para racionalizar las propiedades mecánicas de la zirconia, y en virtud de esto ha sido llamado «acero cerámico».

rehabilitacion-zirconia

Los cristales de zirconia pueden ser organizados en tres diferentes patrones: monoclínica (M), cúbica (C) y tetragonal (T). Uniendo el ZrO2 con otros óxidos metálicos, por ejemplo MgO, CaO, o Y2O3, se obtiene una gran estabilidad molecular.


La zirconia estabilizada con itrio, es conocida como zirconia tetragonal policristalina (TZP) y es actualmente la combinación más estudiada. El primer propósito del uso de óxido de zirconia en el área médica fue hecho en 1969 para la aplicación en ortopedia, principalmente como un nuevo material para reemplazar la cabeza del fémur, reemplazada tradicionalmente con prótesis del titanio y alúmina. 


Las propiedades de la zirconia son similares a las del acero inoxidable, es un material radiopaco y presenta una resistencia a la tracción que puede ser de 900 a 1,200 MPa y resistencia a la compresión alrededor de los 2,000 MPa. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS