PATOLOGÍA BUCAL : La amelogénesis imperfecta tratada por un equipo multidisciplinario.

Son muchas las quejas que adolecen los pacientes con amelogénesis imperfecta como: falta de estética, caries secundaria, sensibilidad, mal oclusión, enfermedad periodontal, pérdida de sustancia duras de la unidad dentaria, entre otras. 

Estudios tempranos de los defectos de desarrollo del esmalte en amelogénesis imperfecta, dentinogénesis imperfecta, hipomineralización molarincisivo o fluorosis son importantes para planificar adecuados tratamientos y prevenir futuras complicaciones. 

amelogenesis-imperfecta

Un correcto diagnóstico debe mejorar el cuidado clínico en diversos aspectos como: la orientación al paciente de los niveles de riesgo y el correcto evalúo en las superficies sobre las cuales se va a lograr la adhesión que afectaría el soporte, la retención y estabilidad de las restauraciones . 

Para algunos autores en la Amelogénesis Imperfecta o también llamada Displasia genética se distinguen tres formas: 

Hipoplásica: ligada al cromosoma X y asociado a mutaciones en los genes AMELX, donde se observan zonas ausentes de esmalte y se puede presentar una tonalidad variada entre blanco amarillento. 


Hipocalcificado: es la forma más frecuente. Es autosómica dominante y están asociados a mutaciones en los genes ENAM, la alteración se presenta en la fase de calcificación de la matriz orgánica. Es un problema cualitativo y no en la cantidad de esmalte, el cual se desprende con facilidad dejando la dentina expuesta. 


Hipomaduro: es autosómico recesivo y se produce por mutaciones en los genes MMP20 y KLK4. El espesor y grosor del esmalte es normal, pero hay una disminución en el contenido mineral, por lo que la calcificación es deficiente. 

El esmalte es blando, rugoso y permeable. Es llamado esmalte en copos de nieve. Es importante señalar, que el proceso de la formación del esmalte está dirigido genéticamente. 

Sin embargo, el control genético o la etiología de la Amelogénesis Imperfecta no están muy claros, pero se infiere, que requiere de múltiples actividades de la codificación genética en las proteínas de la matriz del esmalte. 

También es de acotar que existe un alto riesgo de sufrir defectos de esmalte en sujetos que registran elevada frecuencia de cuidados pediátricos, alta ingesta de macrólidos y frecuentes episodios de infecciones del tracto urinario 



medigraphic.com 
Douglas Rodríguez, María Gabriela Acosta, Bruno Pierdoménico, María Begoña Tortolero



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: