EROSIÓN DENTAL: Causas, Consecuencias y Manejo en 10 preguntas

Los dientes no sólo son cuestión de estética. Lucir una sonrisa blanca y brillante no es tan sencillo, el tipo de dieta y mantener una correcta alimentación es fundamental para tu salud bucodental.

Cada vez que comes, se desencadena un proceso químico en el interior de la boca que puede llegar a ser perjudicial si no tienes unos buenos hábitos alimenticios.

erosion-dental

En los últimos años, ha aumentado el número de casos y tratamientos odontológicos relacionados con el alto consumo de bebidas gaseosas e isotónicas y de alimentos ácidos y cítricos. 

Así que, para que nada ni nadie borre tu sonrisa, vamos a conocer en 10 preguntas, qué es y cómo evitar una de las afecciones odontológicas más habituales que ya afecta al 43 % de la población actual.

¿Qué es la erosión dental? 

La erosión dental es la pérdida del tejido dental duro provocada por el debilitamiento del esmalte dental debido a un proceso químico ácido causada por agentes extrínsecos e intrínsecos como por ejemplo ácidos presentes en alimentos o ácidos provenientes de la regurgitación o vómito.

¿Qué la provoca? 

La pérdida del esmalte dental se produce cuando la capa delgada externa del tejido duro que ayuda a mantener la estructura y forma del diente se debilita. Este debilitamiento provoca que la dentina, el tejido que conforma el muñón de cada diente, quede expuesto y que surja la temida erosión dental.


¿La erosión dental está relacionada con el consumo de bebidas y alimentos cítricos? 

La respuesta es afirmativa. Las comidas y las bebidas que consumes diariamente pueden ser sorprendentemente altas en ácidos. Este compuesto provoca la disminución del pH de tu boca. La escala del pH mide qué tan ácida o básica es una sustancia.

¿Cómo podemos saber si un ácido es perjudicial para nuestros dientes? 

Los ácidos son un compuesto químico presente en alimentos procesados. Para saber si un alimento tiene un alto contenido en ácido debes conocer el valor del pH que varía siempre entre el 0 y 14. Si consumes alimentos con niveles de pH inferior al 5,3 estarás fomentado la sequedad, la desmineralización y el desgaste del esmalte de tus dientes.

¿Qué alimentos tienen un pH más alto? 

Los refrescos, las bebidas con gas y energéticas, los zumos de fruta de naranja, arándanos limón, maracuyá, pomelo, las aguas aromatizadas, el vinagre balsámico, el vino y la cerveza tienen un alto concentrado en pH. Si mantienes un consumo variado, tus dientes serán más resistentes y evitarás sufrir un proceso de erosión.

¿Por qué es tan importante mantener un nivel de pH saludable? 

El pH tiene una función imprescindible para mantener tu dentadura perfecta. El pH de la saliva debe mantenerse en equilibrio entre valores de 5,5 a 6,5, ya que, te ayuda a remineralizar las lesiones dentarias y posee propiedades antibacterianas que ayudan a tu higiene bucal. Además de neutralizar los ácidos que tomas.

¿Cuáles son los indicios de la erosión dental? 

La evidencia temprana puede ser complicada. La erosión dental no implica dolor y la visita al odontólogo puede ser tardía. 

En una primera fase, aparecen manchas opacas blanquecinas (descalcificación), los dientes tomarán un color amarillento, descolorido o apagado y el esmalte se volverá más débil y se desprenderá, haciendo que la dentina empiece a notarse más y que tu sonrisa se vea más transparente.


¿Qué efectos puede tener la erosión dental? 

En una segunda fase más avanzada, podrás sufrir la pérdida irreversible del esmalte dental. Además, los efectos se aceleran, la sensibilidad de tus dientes aparece como resultado de pequeñas mellas que se forman en la superficie de los dientes, las manchas en los dientes se vuelve más oscuras y las grietas o aristas se evidencia alrededor del borde de mordida de tu mandíbula.

¿Qué soluciones preventivas existen? 

Lo ideal es que evites bebidas y alimentos ácidos e incluyas en tu dieta alimentos alcalinos producidos de forma natural y no procesados como las verduras frescas, la miel o los derivados de la soya. 

De esta forma, mantendrás un balance entre los ácidos y los alcalinos. Tampoco debes olvidar utilizar una pasta dental que contenga agentes que protejan el esmalte y visitar regularmente a tu odontólogo.

¿Qué tratamiento estético es el más habitual? 

Una vez detectada la causa que origina la erosión dental, el siguiente paso es la planificación del tratamiento del paciente. Los tratamientos varían dependiendo del grado de erosión dental. 

Las distintas soluciones para restaurar el esmalte son empastes dentales diseñados para suavizar la superficie y reducir la sensibilidad dental o bien, carillas y coronas dentales que se colocan en la parta frontal del diente para cubrir el diente astillado, roto o erosionado. Posteriormente, debes seguir las instrucciones del dentista para el tratamiento y la conservación del esmalte.

Dra. Almudena Martínez Bravo
Fuente: nosotras.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS