Bichectomía, una técnica para lucir un rostro más perfilado


Las bolas de Bichat son unos cúmulos de grasa de las mejillas que no cumplen ninguna función, y extirpándolos, mediante una pequeña cirugía llamada Bichectomía, se consigue afinar el rostro.

La belleza de una persona no solo se mide por sus atributos físicos, sino también por su belleza interior y la seguridad y confianza que proyecta. Sin embargo, muchas mujeres se enfrentan a detalles de su cuerpo que no les gustan y deciden solucionarlos.

Los pechos, la cintura, la espalda, son alguna de las zonas que muchas mujeres suelen retocarse.

Una cirugía estética que está teniendo mucha demanda es la Bichectomía, que consiste en retirar las bolsas de Bichat, que se encuentran en las mejillas, para darle al rostro una apariencia más delgada y estilizada.

Vea también: ¿Qué es la Bichectomía? Definición - Caso Clínico


Se trata de una intervención quirúrgica en la que se retira el tejido graso de las mejillas a través de una pequeña incisión, la que se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local, en unos 45 minutos, y se realiza con anestesia local.

Ronald Medrano, cirujano buco maxilofacial e implantólogo, explica que la Bichectomía es una técnica mínimamente invasiva y que consiste en hacer dos incisiones de un centímetro o dos, aproximadamente, en el interior de la boca, una a cada lado, a la altura de la parte intermedia entre las muelas.

A partir de ahí, se extraen las bolsas de Bichat, con el objetivo de perfilar el óvalo facial con resultados permanentes, debido a que la grasa eliminada no se vuelve a reproducir.

“Este procedimiento es sólo uno de los muchos que prometen mejorar la apariencia del rostro, corrigiendo aquellos rasgos faciales que no cumplen con los cánones de belleza actuales, que dictan que las caras bellas son aquellas con pómulos prominentes y mejillas afiladas”, sostiene el cirujano.

La Bichectomía, explica el especialista, está indicada para personas delgadas, de cualquier sexo, que tienen un aspecto redondeado y poco definido del rostro, sin que esto se deba a una posible obesidad o sobrepeso.

También para personas que deseen tener el rostro más estilizado y anguloso, ya que al extirpar las bolas de Bichat se consigue dar un aspecto más delgado a la cara, como consecuencia del hundimiento de la mejilla, lo que acentúa más los pómulos.

No obstante, es el médico cirujano facial quien podrá determinar exactamente qué tipo de procedimiento necesita la persona y que se ajuste a sus requerimientos particulares.

En cuanto a esta zona de la cara habrá que estudiar si el paciente necesita realmente un adelgazamiento facial o talvez necesite una proyección de los pómulos mediante una malarplastia de aumento, o un tratamiento del área del cuello.

“Es sólo mediante un detallado examen visual que el médico puede diagnosticar acertadamente el procedimiento a realizar”, comenta el galeno.

Medrano explica que antes de someterse a la cirugía es importante no consumir medicamentos que contengan ácido salicílico (aspirina) y sus derivados, no haber fumado al menos un mes antes, y tampoco se recomienda consumir bebidas alcohólicas durante este mismo período de tiempo; pero, sobre todo, es importante mantener expectativas realistas con respecto a los resultados del procedimiento.

Recuperación
Después de la cirugía, la recuperación se lleva a cabo en casa. Durante los primeros días post operatorios el volumen de las mejillas aumenta y hay presencia de dolor en la zona.

Después de 15 o 21 días la cara se desinflama y a los tres meses se pueden ver los cambios definitivos. Para prevenir infecciones, es importante mantener una higiene bucal previa a la intervención y también después.

Algunas complicaciones o secuelas que pueden ocurrir después de la cirugía son hematomas, infecciones o abscesos post operatorios. En casos graves o debido a una práctica inadecuada puede ocurrir una parálisis del nervio facial o una asimetría facial, por lo que es recomendable elegir a un buen especialista.

Es recomendable que el paciente se realice revisiones postoperatorias con el cirujano, para evitar cualquier complicación.

elcaribe.com.do
Ivelisse Santos




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: