¿Cómo afecta el estrés a los implantes dentales?


El estrés es uno de los problemas más habituales en los tiempos actuales.

El ritmo de vida actual, las costumbres sociales y los problemas personales o laborales pueden desencadenar en nuestra mente unos síntomas que repercutirán también en nuestro físico y nuestra salud.

Vamos a analizar en este artículo como afecta el estrés a las personas que usan implantes dentales.

Los implantes dentales necesitan situaciones idóneas

Los implantes dentales, a pesar de estar fabricados con materiales perfectamente biocompatibles, no dejan de ser un elemento “no natural” en nuestro organismo, lo cual requiere de unas situaciones ideales para mantenerse en perfectas condiciones y conseguir el éxito deseado.

See also:Taking DENTAL IMPRESSIONS : Correction Impression


El Dr. Gonzalo Navarro de Clínica Dental Navarro Madrid nos comenta, “en nuestras clínicas dentales siempre analizamos las condiciones que puedan afectar a los implantes dentales, y le damos una solución previa para evitar futuros problemas”, tan solo de esta forma sus clínicas dentales pueden alcanzar unos porcentajes de éxito cercanos al 95%.

El estrés es un elemento difícil de encajar en la ecuación de los implantes dentales, ya que cada persona percibe la realidad de una forma diferente, y las consecuencias del estrés son muy diferentes de una persona a otra.

¿Qué puede pasar si llevo implantes dentales y sufro de estrés?

Realmente, los problemas derivados del estrés se generan a nivel general, independientemente de si se usan implantes dentales o no. En el caso de no usar implantes dentales las consecuencias serán prácticamente las mismas, pero en caso de usar implantes dentales hay que extremar la precaución.

Conocer los problemas que puede acarrear el estrés para nuestra salud dental puede ser un buen punto de partida para ponerles solución en la medida de lo posible.

En Clínica Dental Navarro nos comentan que comunicar al dentista el estrés que se sufre, unido a crear un plan de revisiones periódicas en clínica, pueden solventar en gran parte dichas consecuencias.

Estos son algunos de los supuestos que pueden darse al padecer estrés y portar implantes dentales:

1. Bruxismo y fuerzas oclusales: El problema más directo del estrés sobre los implantes dentales viene determinado por el bruxismo, o el hábito de rechinar los dientes, sobre todo cuando dormimos.

Al apretar los dientes, las fuerzas oclusales recaen sobre el implante dental, provocando movimientos indeseados y presiones que pueden afectar a la osteointegración del implante dentales. Las férulas de descarga proporcionadas por los dentistas puede ser una solución para este caso.

Ponernos en manos de un dentista especialista en ATM también puede ayudar a solucionar el problema de las presiones oclusales que afectan a los implantes dentales.

2. Aumento del nivel bacteriano: Cuando padecemos estrés sufrimos sequedad bucal y un descenso en la producción de saliva, lo cual implica una mayor actividad bacteriana en nuestra boca que puede afectar a los dientes y los implantes dentales que se porten. En estos casos las visitas regulares al dentista y las limpiezas profesionales son clave.

3. Desequilibrio corporal: Cuando padecemos estrés el cuerpo no funciona al nivel normal, obteniendo peor las vitaminas y nutrientes, y afectando a muchas de las funciones biológicas de nuestro cuerpo. Esto puede provocar problemas indeterminados sobre la salud dental que puede afectar a los implantes dentales.

4. Descuido de la higiene dental: En situaciones de estrés se tiene a descuidar cuidados personales y hábitos de limpieza. Esto puede influir en que la calidad y cantidad de higiene dental diaria puede disminuir, provocando un hábitat inadecuado para un implantes dentales. En este caso la concienciación de esto es clave para no llegar a dicha situación.

5. Empeora la alimentación: En situaciones de estrés la alimentación empeora, cocinamos menos y optamos por alimentos procesados de baja calidad. Una buena alimentación siempre mejora todos los aspectos de nuestro cuerpo, y los implantes dentales no escapan de ello.

6. Mayor afectación en implantes y prótesis de mala calidad: Si somos conscientes de un problema crónico de estrés, la mejor opción es elegir el mejor especialista en implantes dentales, y las mejores marcas de implantes dentales y prótesis del mercado.

De lo contrario, al ser una situación más exigente, el implante dental puede fracasar por culpa de su nivel de calidad y resistencia a las fuerzas oclusales provocadas por el estrés.

Algunos pequeños consejos que pueden mejorar el nivel de estrés

Es difícil acabar con el estrés, ya que es un acto involuntario que nuestro cuerpo provoca aún luchando contra ello. Con estos pequeños consejos podrás mejorar tus niveles de estrés y tus implantes dentales los agradecerán:

°Disminuir la actividad física al menos dos horas antes de dormir.
°Detectar los posibles factores y hechos que nos generan el estrés e intentar evitarlos o corregirlos.
°Tener un correcto descanso nocturno, y coger una rutina horaria regular.
°Visitar a un psicólogo que ayude con herramientas psicológicas.
°Dar toda la información sobre el estrés al dentista para que realice un plan de revisiones periódicas.
°Intentar comer bien, aun teniendo poco tiempo para ello. Hoy día esto tiene solución.
°Hacer vida exterior siempre que sea posible. Las estancias continuas en interiores provocan más estrés.

nuevatribuna.es




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: