Salud bucal en enfermos crónicos: un tema a considerar


Poco se sabe sobre la relación entre las enfermedades crónicas y aquellas que afectan a nuestra boca y dientes.

Existe una directa relación que puede llevar a importantes complicaciones a nivel cardíaco e inmunológico.

Cuando hablamos de los cuidados de la salud, las personas tienden a dejar lo bucal en el último lugar de la lista; se percibe más como un tema estético que sanitario.

Sin embargo, es una idea errada, pues existe una asociación directa entre lo que pasa en el cuerpo con lo que sucede en la boca, sobre todo cuando hablamos de pacientes que ya tienen una patología crónica o de base.

Leer también: BRUXISMO: Sepa cuales son sus consecuencias


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 60% a 90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tienen caries dentales, mientras que alrededor de 30% de las personas entre 65 y los 74 años no tiene sus dientes naturales.

Para Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada, estas cifras son preocupantes, considerando la poca importancia que la población entrega a su salud bucal.

"La Asociación Americana de Cardiología ha establecido que el cuidado de las encías es uno de los elementos de prevención para la cardiopatía isquémica, por ejemplo. Además, algunas enfermedades o intervenciones odontológicas podrían relacionarse con afecciones cardíacas. Por eso, si usted está siguiendo un tratamiento anticoagulante prescrito por un cardiólogo, debe informarlo a su dentista para abordar el tratamiento dental y periodontal adecuadamente", señala Molina.

Asimismo, y de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud (2017), se calcula que en Chile el 12% de la población padece diabetes y ésta se convierte en un factor de riesgo para el inicio, avance y severidad de la periodontitis.

De acuerdo al químico farmacéutico, "así como este tipo de pacientes deben tener un cuidado importante con sus hábitos alimenticios y heridas que pueden afectarlos, es fundamental que tengan una buena higiene bucal diaria y controles regulares con su dentista".

Otras personas que deben tener especial cuidado son los enfermos de cáncer que reciben tratamientos de quimioterapia o radioterapia, "pues se obstaculiza la renovación de las células bucales, haciendo que su mucosa se degrade y se generen úlceras", señala Molina, añadiendo que "el consejo es seguir una buena higiene para evitar infecciones y otros factores de riesgo".

Por último, los pacientes con VIH/SIDA suelen presentar lesiones e inflamación de encías, además de sangrado espontáneo o candidiasis, lo que está asociado a bajas funciones inmunológicas.

Es necesario tener en consideración que muchas enfermedades crónicas influyen en la salud bucal y viceversa. Por tanto, el control periódico con médicos y dentistas es fundamental a la hora de alcanzar el bienestar que tanto se busca.

° eleconomistaamerica.cl
° Imagen : Ameritas




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: