CIRUGÍA BUCAL : Complicaciones Postoperatorias en Cirugía Bucal


Una vez establecido un diagnóstico claro, que se soporte el planteamiento y ejecución de una exodoncia, previa firma del consentimiento informado, se realizan los procedimientos básicos de cirugía.

Es durante esta fase que aparecen las complicaciones transoperatorioas, y muchas veces sin saberlo, estamos condicionando las complicaciones postoperatorias.
1. alveolitis
2. hemorragias
3. infección
4. pérdida de soporte óseo en dientes vecinos
5. neuropatías
6. osteomielitis

1. Alveolitis
Se define como la alteración del proceso cicatrizal de un alveólo, caracterizada por la pérdida total o parcial del coágulo, acompañada de dolor intenso, lancinante, irradiado, hemifacial e incapacitante.

Este dolor no suele empezar desde el primer día, más alla del dolor esperable como efecto local. Le acompañan también la gran acumulación de detritus y halitosis.

No es hallazgo asociable la presencia de adenopatías y en general aunque pudiera tener el bacteriano entre los múltiples posibles factores causales, no se considera un proceso infeccioso.

Causas
Todas las revisiones sistemáticas concluyen la multicausalidad de la alveolitis, asociada a factores predisponentes de gran peso como coadyuvante etiológicos.

- Se mencionan posibles causas como: Traumatismo transopertorio, infección local subyaciente, uso de anestésicos con vasoconstrictor, periodos transoperatorios muy largos, anestesia intraligamentaria. Factores Predisponentes.
- Se considera que cualquiera o varios de ellos participan directa o indirectamente acelerando el proceso fisiológico de la fibrinólisis, también se atribuye a efecto mecánico local deletéreo sobre el coágulo durante el evento quirúrgico.
- Ingesta anticonceptivos orales
- Uso de vasoconstrictor
- Incidencia mayor en mandíbula, por el tipo de irrigación de la misma
- Alcoholismo
- Fumadores
- Sexo femenino
- Descuido de condiciones orales en postoperatorios
- Paciente suturado
- Edad del paciente

Ver también: CIRUGÍA BUCAL: Cuidados posteriores a una extracción dental

¿Es prevenible la alveolitis?
Esta es tal vez la complicación de la cirugía oral sobre la que más se reporta. Estudios con todo el rigor que la evidencia exige son publicados, así como de experiencias clínicas aisladas, que aportan de todas maneras elementos que hay que tener en cuenta.

Se puede afirmar que los reportes giran fundamentalmente alrededor de la naturaleza de los apósitos que se recomiendan alojar en el alvéolo.

Los seguimientos a pacientes que utilizan clorhexidina desde periodos preoperatorios y se continúan en el postoperatorios arrojan buenos resultados para recomendar su uso como enjuague.

El uso de apósitos con antibióticos como tetraciclina o clindamicina no ha reportado evidenca que recomiende su utilización.


Propuesta de manejo
Las actuales propuestas de manejo buscan el control del dolor, esto es, que tiene carácter paliativo y no incluyen prescripción antibiótica, en la medida en que la etiologpia bacteriana no tiene suficiente soporte, y en segundo lugar porque no se describe como un cuadro infeccioso.

Punto de discusión importante, como bien lo describe Torres Legares, es la que no recomienda el cureteado del alvéolo en la medida de la evaluación etiológica del cuadro clínico. La naturaleza del hueso en este momento, no lo hace un lecho receptor adecuado para iniciar un proceso cicatrizal.

Conviene recordar que la literatura menciona citotoxicidad asociada al uso de eugenol o alguno de sus derivados, por la permanencia y dosificación de los mismos. Su uso en cirugía se ampara en utilización de dosis minimas, como torundas impregnadas, durante algunos minutos y aplicación exclusiva como la que se da lugar en eventuales casos de alveolitis.

2. Hemorragia
La hemorragia postoperatoria suele presentarse presentarse asociada a las misma causas locales que generan un sangrado potoperatorio, sin embargo, condiciones sistémicas específicas podrían desencadenar el cuadro en el periodo postoperatorio, tales como elevación de presión arterial, ingesta de medicamentos, entre otras.

Manejo
El tratamiento tiene como objetivo, restablecer el equilibrio hemodinámico del paciente, bien sea desde el control mecánico del sangrado y la posterior hidratación del paiente por via oral, o estableciendo la hemostasia y procurando la hidratación parenteral del paciente, terapétucia eta, que deberá llevar a cabo el médico general o el especialista en cirugía maxilofacial.

Completamente el diagnóstico a través de estudios paraclínicos, manteniendo un monitoreo de los signos vitales y la evolución del cuadro clínico, estableciendo interconsulta con el hematólogo o médico tratante.

3. Equimosis
Es una de las complicaciones postoperatorias menores, que tiene, en la mayoría de los casos, connotaciones estrictamente estéticas y que se asocia con factores muy puntuales como trauma transoperatorio, edad del paciente, fragilidad tisular y no requiere manejo, más allá de los físico. Es una expresión tardía de un sangrado subyacente que tiene un comportamiento clínico benigno.

4. Infecciones asociadas a eventos quirúrgicos
En el paciente preoperatoriamente sano, las infecciones suelen ser causadas por un incumplimiento de guía de manejo de asepsia y antisepsia, cirugías extensas, trauma quirúrgico intenso con matrato de los tejidos y el recalentamiento del tejido óseo, la eliminación incompleta del saco dentario y los restos radiculares.

Dependiendo de la magnitud del cuadro infeccioso, el odontólogo podría haber iniciado antibióticoterapia previa, y deberá esmerarse en realizar una técnica quirúrgica que le garantice al paciente la eliminación de la causa de su infección.

Se sugiere prestar atención a la seiología del periodo postoperatorio, la cual es básica y gira alrededor de :

1. Edema por trauma quirúrgico, es progresivo desde el primer dia por infección se incrementa desde el tercer día.
2. Trismus por trauma quirúrgico, es progresivo desde el primer día por infección puede aparecer o incrementarse desde el tercer día.
3. Dolor por trauma quirúrgico, es máximo a las 12 horas e inicia disminución.
4. Por infección, se incrementa desde el tercer día.

Manejo
a. Drenaje
b. Retiro de factor causal
c. Antibióticoterapia
d. Manejo intrahospitalario

En los terceros molares inferiores, los espacios submandibulares y los parafaríngesos son los más comprometidos en los procesos infecciosos. En los molares superiores ocurre con el espacio bucal y temporal, y seno maxilar.

En a zona de caninos superior son criticas las infecciones por poner en riesgo estructuras neurológicas intracraneales. El tratamiento será eliminar siempre el factor causal, drenar e iniciar antibióticoterapia.

°acfo.edu.co
°Guía de práctica clínica en salud oral



Share:

Related post

Facebook comments: