No regreses con el ortodoncista, mejor evita comer estos alimentos si traes brackets


Cada vez son más las personas que recurren a un tratamiento dental para mejorar su salud y el uso de los brackets ha crecido en los últimos años.

Muchos creen que la ortodoncia es para los jovenes y adultos pero niños de 9 a 13 años pueden acudir a una valoración y prevenir problemas futuros.

La ortodoncia y los populares brackets es un método para corregir la "mordedura deficiente" u oclusión dental defectuosa (cuando los dientes están chuecos o amontonados). En otros casos, los dientes están derechos, pero la mandíbula superior y la inferior no encajan correctamente.

Estos problemas de mandíbula o alineación de los dientes pueden ser heredados, consecuencia de una lesión, de la pronta o tardía pérdida de dientes, o de chuparse el pulgar.

Lea también: RETENEDORES: Qué pasa con tus dientes cuando terminas tratamiento de ORTODONCIA


Para usarlos se necesita acudir con un ortodoncista, el cual tiene que diagnosticar, planificar y tratar tus problemas. El te dirá lo que tienes que hacer antes de comenzar, si eres candidato a usar brackets.

Pero si los usas, debes recordar que debes seguir todas las indicaciones para que el tratamiento funcione bien.

No comas alimentos duros
Estos pueden quebrar los frenillos y ocasionar dolor de leve a intenso en los días siguientes a una instalación o ajuste de frenillos. Evita cualquier dura o crujiente por ejemplo: hielo, zanahorias crudas, cortezas duras de pan, las manzanas, maiz, cacahuates, etc.

Alimentos pegajosos
Los alimentos pegajosos son malos para tus brackets y pueden ocasionar dolor si tratas de masticarlos, aún más si acabas de comenzar el tratamiento o acudiste al ajuste mensual. nuevos.

Por ello, evita las paletas de caramelos, gomas de mascar, caramelos mazisos de cualquier tipo, etc.

Cambia la forma en que comes
Otra opción sería cortar los alimentos duros y masticarlos despacio, por ejemplo si quieres comerte una manzana o una zanahoria. Además de evitar que los frenillos se caigan y tengas que pagar por el repuesto, no atrasarás el tratamiento.

La mayoría de las personas no piensa demasiado en cuáles dientes usa para morder y masticar su comida. Sin embargo, cuando te acaban de colocar frenillos o acaban de ajustártelos, tus dientes pueden estar particularmente sensibles.

Masticar con tus dientes traseros, los cuales tienden a ser más gruesos y estar mejor diseñados para moler comida, puede ayudar a aliviar el dolor en tus dientes frontales.

debate.com.mx
Por: Diana Hurtado




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: