¿Cómo afecta el tabaco a la salud oral?


En el marco del día mundial del no fumador, es necesario que las personas recuerden las consecuencias que tienen los cigarrillos en nuestra salud. Según el Ministerio de Salud, cada año mueren 16,000 personas en el país a consecuencia del consumo de tabaco.

El tabaquismo es la adicción a la nicotina, el cual se caracteriza por su consumo compulsivo. Es conocido por ser altamente dañino para la salud, en especial de la boca.

Esta sustancia disminuye la capacidad de respuesta inmunológica de la boca reduciendo el flujo salival lo que favorece la acumulación de bacterias, y con ella la aparición de problemas en las encías y dientes.

Vea también: Cierre de Diastemas y reconstrucción anatómica de dientes anteriores

Este procedimiento tiene el fin de devolver la funcionalidad del área afectada mediante la extirpación de dicho repliegue anatómico, a partir del empleo de instrumentación manual o láser, para lo cual se utilizan distintas técnicas, siendo las más comunes las cirugías de tipo romboidal o en diamante, la plastia en V-Y y la Z plastia.


Uno de los primeros signos son los dientes manchados y mal aliento, el cual se extiende hasta causar la pérdida de las papilas gustativas fungiformes, afectando al sentido del gusto.

Además, el tabaco condiciona los problemas en las encías (gingivitis y periodontitis) que provoca la pérdida del soporte óseo alrededor del diente, dejando las raíces expuestas a las caries, movilidad o pérdida de piezas dentales y, en los estados avanzados, cáncer bucal.

Cabe precisar que, el cáncer bucal y otros canceres, tienen un porcentaje mucho más alto en fumadores obesos. Por otro lado, las fumadoras activas tienen riesgo de sufrir abortos espontáneos, partos prematuros o bajo peso en el recién nacido.

La salud comienza por la boca por lo que es necesario llevar un adecuado cuidado y control, con el fin de prevenir la aparición de problemas dentales. Por ello, la Dra. Jubitza Loayza Periodoncista de la clínica Eurodent, brinda recomendaciones para tener una buena salud bucal.

-Un correcto cepillado es la mejor solución debido a que los fumadores tienden a acumular más placa bacteriana, por lo que una adecuada técnica ayudará a eliminarlo, la más usada es mediante movimientos de arrastre en orden tanto de superficies externas e internas; utilizar elementos auxiliares de higienización como un limpiador lingual, hilo dental y cepillos interproximales para completar la limpieza.

-Es importante comunicar a tu dentista si fumas tabaco o cualquier hábito nocivo que pueda deteriorar tu salud bucal, así tu dentista puede brindarte mejores opciones de tratamiento y consejos preventivos.

-Autoevalúate, es necesario que explores tu boca con el fin de observar cualquier cambio de pigmentación en las encías, labios, paladar o lengua.

-Realiza visitas periódicas al dentista mínimo dos veces al año, ya que los problemas bucales se presentan con mayor frecuencia en una persona que fuma.

-No fumar ni beber bebidas alcohólicas o disminuir su consumo lo más que pueda, la combinación de ambas sustancias aumenta el porcentaje de enfermedad periodontal, cáncer bucal y fracaso de todos los tratamientos odontológicos. En el caso de los implantes dentales, disminuye la calidad de hueso que se forma alrededor de este y deterioro completo de la salud bucal.

-Si la persona persiste en seguir fumando, tiene que tener medidas preventivas más exigentes que una persona que no fuma, una higiene más rigurosa e ir al dentista más seguido.

agenciaorbita.org
Por Mayra Estrella




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: